Volver a los 17....(parte 24.541)

agosto 08, 2007

Sin la intención de que esta página virtual suene a diario de vida o a una anotación adolescente en agenda click, quisiera dejar testimonio escrito de lo bien que lo pasamos ayer con las compañeras del liceo.

Estas juntas son difíciles de definir, ya que pasamos sin escalas desde el tono terapéutico a los comentarios de farándula, de los nostálgicos recuerdos a recomendaciones laborales, y desde una historia de amor a comentar a la Rosa Espinoza. Popurrí de temas de difícil definición, pero con una consecuencia común...risas...risas y más risas.

Cada una en su estilo, unas más habladoras que otras, unas más deslenguadas y otras más reservadas de su vida íntima. Reserva que personalmente perdí en los últimos minutos, ya que siempre me parecen más sabrosos los problemas ajenos.

El lugar fue ideal, pequeño, sencillo, pero con estilo. La ventilación era deficiente, pero lo superó lo rico de la pizza y los aciertos musicales. Gracias a Dios que había música, y fuerte, porque como dijo la Rocha…”sino esta gente se entera de todo”

Haciendo un recuento y pensándolo bien se requiere de bastante habilidad para hacer esta hazaña. Juntarse siete amigas y poder hablar de todo, sin discutir, sin picarse, y lo más importante...todas alcanzan a hablar, a contar alguna anécdota, la talla de moda, el problema de turno o dar la lata analizando una presentación de power point (esa latera fui yo). Hay tiempo para todo, espacio y respeto para todo.

Opiniones diversas, sin juicios, sin sentencias, sin descalificación. Excepto por la vieja eh mier... que no quiere pagar el bono, la otra que ta con 3 meses de licencia, el weon de las flores, el otro al que no le gustaron las flores, los que todavía no pagan las lukas del proyecto, la colega que come todo el día y es flaca, la profe del gimnasio que es “trucha”, el viaje a santiago pa postular a reemplazante, el examen pa sacar licencia, al pobre loco que todos saben que van a echar, la motricidad que no funciona en el gimnasio, la peluquera que no tenia tiempo, la mamá que quiere dejar repitiendo a la hija, la vieja que se quebró la clavícula, la gente que no cree en la tecnología, los maridos que ponen caras raras cuando enseñan a conducir, y claro, como no mencionar dicom.

En fin, millones de cosas, lluvias de ideas de las que siempre sacamos algo, pero principalmente mirarnos a las caras con sinceridad, con alegría, con cariño, recordando que esas mismas caras, mas juveniles aún, compartieron preciosos momentos de adolescencia cuando teníamos unos 17…unos 17 kilos menos!!!

Las quiero muchito.

Ah!, se me olvidaba (y tuve que editar la esta entrada pa escribirlo)

Final de "Alguien te tiene cachá" según yop: Julián querrá matar a Piedad, y Rodrigo se reinvindicará, será el héroe y la rescatará salvará o se cruzará entre Julían y Piedad, le llegará el balazo, cuchillazo o motossierrazo. y pillarán chancito al pelao desquiziado de Julián, que será rico, pero por la cresta que es malo!. Eso si que cuando lo maten, me deje de heredera. Por último la motosierra pa sacarle un par de lukas.

AH y quiero aprovechar la ocasión pa manifestar mi repulsión a las minas "estilo Piedad", que hablan bajito, que son frágiles, que pa cargar un kilo de azucar se cagan todas, que pestañean despacio, que siempre andan impecablemente pulcras, conservando ese estilo virginal,pero que en el fondo son unas bataclanas(me encanta esa palabra jojo) y que nunca pueden estar solas..por que les da miedo a las tontitas. eso. ojalá le achunte y ese sea el final. y no apuesto nada, pero se reciben propuestas de otros finales.



2 comentarios:

Mónica Rebolledo Sagredo dijo...

Muy lindo Blog, fue un agrado leerte.
Espero vernos pronto y nunca olvides que Dios te cuida y mi cariño te acompaña.
Un abrazo (con un poco más de 17)

Roberto dijo...

Las amigas, esas que saben todo sobre tí y te quieren igual...

Me entretuve leyendo, lo de "No eres tú, soy yo"... es mágico, quién no lo ha escuchado alguna vez?

Keep blogging!